Las instalaciones destinadas a recintos en los que se ejecuta una parte del proceso productivo a través de personal que permanece largos periodos en ellos se diseñan desde el principio pensando en la comodidad del trabajador y la calidad del aire en la estancia.

 

 

 

En base a estas premisas, los diseños de Tefrile S.L. se basan en tres principios específicos para esta aplicación:

 

Completa circulación del aire en el recinto: De manera que no queden zonas con bajo o nulo movimiento de aire que provoquen bolsas de aire a temperatura distinta de la deseada.

 

Baja velocidad y correcta orientación: El aire no debe incidir sobre ningún operario en concreto y además no ha de producir corrientes ni ruidos molestos para el personal. Con esto pretendemos optimizar el bienestar en la sala y evitar bajas por enfermedad o lesión.

 

 

 

Todo lo anterior se aplica buscando un ambiente de trabajo adecuado para el trabajo, el producto y la persona, factores clave en el crecimiento de su empresa.